Misterios

En busca del ADN de Leonardo da Vinci

Expertos de varias disciplinas académicas se han unido para conseguir una nueva visión de la figura de Leonardo da Vinci con tecnologías modernas, incluyendo la ciencia del ADN.

10 de Mayo de 2016 (11:04 CET)

El Proyecto Leonardo busca varias conexiones físicas
El Proyecto Leonardo busca varias conexiones físicas

A principios del año pasado, los colaboradores del proyecto del Instituto Internacional de Estudios de la Humanidad, abrieron conversaciones con el laboratorio de Florencia, donde la 'Adoración de los Magos' del genio renacentista Leonardo da Vinci ha sido objeto de restauración durante casi dos años, para explorar la posibilidad de analizar el polvo de la pintura de esta obra de arte y trazar el ADN. Una cuestión crucial es si quedan restos de ADN o si las medidas de restauración y el paso del tiempo han borrado todas las pruebas de contacto de Leonardo.

Como preparación para este tipo de análisis, un equipo del Instituto J. Craig Venter y la Universidad de Florencia está examinando las pinturas de propiedad privada más antiguas que se cree que son de edad comparable para desarrollar y calibrar las técnicas de extracción y análisis del ADN. En la reunión de este año en Florencia, los investigadores también describieron un esfuerzo pionero para analizar el microbioma de una pintura que se piensa que tiene alrededor de cinco siglos de antigüedad.

Si un día se puede obtener ADN humano a partir de la obra de Leonardo y secuenciarlo, el material genético podría entonces compararse con la información genética de los restos óseos u otros que puedan ser exhumados en el futuro.

El resto de organizaciones que participan en el Proyecto Leonardo son el Instituto de Paleontología Humana, en París, Francia; el Laboratorio de Antropología Molecular y Paleogenética del Departamento de Biología, Universidad de Florencia, el 'Museo Ideale Leonardo da Vinci', en Vinci, Italia, y la Universidad Rockefeller, en Nueva York, Estados Unidos.

Al igual que Ricardo III, Leonardo nació en 1452 y fue enterrado en un entorno que se sometió a cambios en los años posteriores, de tal manera que la ubicación exacta de la tumba se perdió. Si el ADN y otros análisis producen una identificación definitiva, las técnicas convencionales e informatizadas pueden reconstruir la cara de Leonardo a partir de modelos del cráneo.

Además de la apariencia física de Leonardo, con el análisis de ADN se podría descubrir información sobre su ascendencia y datos adicionales de su dieta, estado de salud, hábitos personales y lugares de residencia. Más allá de estas cuestiones, y la verificación de los "presuntos restos" de Leonardo en la capilla de Saint-Hubert en el castillo de Amboise, el proyecto quiere desarrollar un perfil genético lo suficientemente amplio para comprender mejor sus capacidades y agudeza visual, lo que podría proporcionar conocimientos en otros individuos con cualidades notables.

La búsqueda de Leonardo se mantiene en el castillo de Amboise (donde se llevó una de sus pinturas más misteriosas: La Gioconda) en línea a lo que sucedió con la búsqueda de Cervantes. Los restos o huellas de los miembros de su familia en Florencia, Vinci, y Milán, y la búsqueda de rastros de su ADN en su obra está plagada de dificultad, según Brunetto Chiarelli, del Instituto Internacional de Estudios de la Humanidad y editor de 'Human Evolution'.

Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Septiembre 2019

Nº 350, Septiembre de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.