Ovnis y vida extraterrestre

Galileo: Buscan satélites extraterrestres orbitando la Tierra

Catorce investigadores liderados por Avi Loeb quieren encontrar pequeños satélites extraterrestres que puedan estar orbitando actualmente la Tierra.

Josep Guijarro

Periodista y escritor

28 de julio de 2021 (13:07 CET)

Galileo: Buscan satélites extraterrestres orbitando la Tierra
Galileo: Buscan satélites extraterrestres orbitando la Tierra

Abraham "Avi" Loeb es, desde hace veinte años, el director del departamento de Astronomía de Harvard y preside, desde 2016, la Comisión Consultiva del proyecto Breakthrough Starshot, impulsado por el filántropo ruso Yuri Milner y cuyo objetivo es lanzar velas estelares a las estrellas más cercanas, utilizando un potente láser para impulsarlas. Loeb también es el fundador de la Iniciativa de Agujeros Negros de Harvard y director desde hace décadas del Instituto de Teoría y Computación (ITC) del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian. Un currículum impresionante, pero sin embargo, es conocido internacionalmente por sostener que un cuerpo estelar extraño, que entró en nuestro sistema solar en 2017, pudo ser en realidad una sonda extraterrestre. Me refiero a Oumuamua.

Los informes sobre ovnis contienen datos instrumentales de baja calidad

Semanas antes de que se conociera el informe preliminar sobre los Fenómenos Aéreos No Identificados (UAP) se ofreció para liderar una iniciativa científica que estudiara el asunto. Loeb considera que los informes previos a la publicación del informe del UAPTF "contienen testimonios de testigos presenciales y datos instrumentales de baja calidad".

En un artículo publicado en Scientific American, Loeb aclara que a diferencia de los informes ovni previos al 25 de junio, "los datos sobre Oumuamua se obtuvieron a través de observaciones científicas en telescopios de última generación totalmente equipados", a diferencia de los mejores informes sobre ovnis que provenían "de una cámara nerviosa en un avión de combate maniobrando por un camino desconocido". Pero ahora, la cosa ha cambiado.

El informe del Pentágono es suficientemente intrigante para motivar la investigación científica

"El informe del Pentágono –asegura– es lo suficientemente intrigante como para motivar la investigación científica hacia el objetivo de identificar sus fenómenos aéreos no identificados (UAP). Pero los legisladores o el personal militar tienen una formación científica insuficiente y no tienen autoridad sobre fenómenos inesperados en el cielo". Por esa razón, Loeb presentó el pasado lunes 26 de julio el Proyecto Galileo.

El proyecto continuará los esfuerzos del astrofísico de Harvard para determinar el origen de Oumuamua, así como buscar otros objetos similares que Loeb cree que son indicativos de vida extraterrestre inteligente.

Descrito como un "complemento al SETI tradicional", el proyecto Galileo parte de la suposición de que, no solo existe vida fuera de nuestro planeta, sino que también se han podido desarrollar civilizaciones inteligentes capaces de construir tecnologías extraterrestres avanzadas, detectables por nuestros astrónomos.

"La ciencia no debería rechazar posibles explicaciones extraterrestres debido al estigma social o preferencias culturales que no conducen al método científico de investigación empírica e imparcial", dijo Loeb durante la presentación a través de YouTube.

El Proyecto Galileo persigue el objetivo de identificar fenómenos inexplicables en el firmamento gracias a la inteligencia artificial

El proyecto utilizará datos de telescopios de prospección existentes y otros futuros, como el Observatorio Vera C. Rubin de 8 metros que se está construyendo en Chile.

El Proyecto Galileo, además, persigue el objetivo de identificar fenómenos inexplicables en el firmamento gracias a la inteligencia artificial (IA) para, de este modo, diferenciar los UAP de los avistamientos de aves, globos y drones comerciales o militares.

El Proyecto Galileo parte de la idea de que los extraterrestres están ahí fuera y no se puede ignorar su existencia. Los investigadores quieren encontrar pequeños satélites que puedan estar orbitando actualmente la Tierra.

"Si otras civilizaciones tecnológicas nos precedieron, es posible que ya hayan tomado acciones similares" –escribe Loeb en el Scientìfic American. "Incluso si el Proyecto Galileo descubre solo uno de esos sistemas IA de origen extraterrestre, ese hallazgo tendría grandes implicaciones para la humanidad".

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 374, Septiembre de 2021

Nº 374, Septiembre de 2021